3. Algo diferente a Dios

C.S. Lewis escribió una vez que la mayor parte de la historia humana ha sido «la larga y terrible historia del hombre tratando de encontrar algo que no sea Dios que lo haga feliz». ¿Por qué «terrible»? Porque nada más que Dios funciona. Podemos obtener placer momentáneo de la pornografía y la masturbación, pero no la alegría. En palabras de san Josemaría Escrivá: «Cuando has buscado la compañía de una satisfacción sensual, ¡qué soledad después!« ¿Cómo ha sido esto cierto para ti? Hoy, no busques lo que no puedes satisfacer, sino recurre a Aquel que sí puede. Haz un verdadero esfuerzo para pasar tiempo ante el Santísimo Sacramento. Cuando lo hagas, medita el salmo 71.

Traducido del libro Victory de Matt Fradd y Mark Hart.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: